EL DESARROLLO DE UN EQUIPO – Etapas, aspectos clave y riesgos

EL DESARROLLO DE UN EQUIPO – Etapas, aspectos clave y riesgos

Seguramente la mayoría de nosotr@s sabemos de la importancia de trabajar en equipo y del aspecto diferencial en los resultados de un verdadero trabajo en equipo.

Muchas veces presumimos de saber trabajar en equipo o de que somos un verdadero equipo.  En realidad, si nos ponemos a observar el trabajo, las acciones y las decisiones que toman los miembros del llamado “equipo”, actúan como “un grupo” de personas que realizan su trabajo mayormente desde la individualidad. Un grupo de personas no es un equipo.

Para dejar de ser un grupo y pasar a ser un verdadero equipo, hay que dar algunos pasos en el desarrollo de un equipo

Existen distintas razones que nos impiden trabajar como un verdadero equipo. La mayoría de ellas nacen en nosotr@s mismos, de nuestra personalidad, de nuestra forma de ver y de interpretar el mundo, de la propia experiencia, de nuestras habilidades y competencias…otras nacen del estilo de liderazgo al que está expuesto el equipo, de las políticas de la propia Organización que muchas veces no favorecen el trabajo en equipo…en este artículo no voy a entrar ni en unas ni en otras de estas razones.

Quiero centrarme en las etapas por las que pasa un equipo a lo largo de su desarrollo y evolución, y en los motivos que llevan a que un equipo o parte de él se estanque por este camino de desarrollo.

Todos los equipos pasan por distintas etapas de relación entre sus miembros, algunas altamente productivas o constructivas, otras frustrantes o destructivas. ¡Vamos con ellas!

  1. Equipo DIPLOMÁTICO
  2. Equipo ABIERTO
  3. Equipo IMPLICADO
  4. Equipo CÓMPLICE

Vamos a desarrollarlas un poco y a hablar de las claves de su desarrollo y de los peligros a evitar en cada una de las etapas.

  1. Equipo DIPLOMÁTICO. – En esta etapa el equipo se está formando o hay miembros nuevos en el equipo. Las personas o algunas de las personas no se conocen entre ellas y se guardan las apariencias. 

En esta etapa las personas son positivas, formales y prudentes en sus manifestaciones o comentarios, diciendo a menudo lo que se espera que digan, con intención de ser incluidas en el grupo.

A priori hay una predisposición a quererse conocer y a querer ser aceptado por el grupo (sentimiento de pertenencia).

Clave para llegar a la siguiente etapa (equipo abierto). – LA EXPRESIÓN. Los miembros del equipo deben ser capaces de conocerse más y decirse más. Las palabras clave para el desarrollo serían PERMITIR y COMPARTIR.

Riesgo de estancamiento. – LA APARIENCIA. Llega cuando aparecen los miedos, suspicacias y recelos, y como consecuencia las personas del grupo no son capaces de aceptar cierto nivel de conflicto. Optar por la evitación del conflicto y por la ocultación de opiniones llevará al grupo al estancamiento.

En LA APARIENCIA, la normalidad del grupo es fingida. Se expresan las opiniones de forma general, y la comunicación es “políticamente correcta”. Se evita discrepar abiertamente y se calla mucho. Se actúa sin convicción ni compromiso.

Clave para salir de LA APARIENCIA. La clave para salir de la apariencia es trabajar en un acuerdo o ALIANZA para el grupo. Este acuerdo o alianza permite crear un contexto de confianza y seguridad.

  1. Equipo ABIERTO. – En esta etapa el equipo ha conseguido que se cuestionen los temas y se emitan los primeros juicios. Se expresan sin recelo las opiniones individuales.

Necesariamente aparecen las primeras divergencias de fondo y potenciales conflictos. El grupo es capaz de aceptar tales diferencias y que se pueden generar conflictos

Clave para llegar a la siguiente etapa (equipo implicado). – EL ALINEAMIENTO. Los miembros del equipo son capaces de gestionar el conflicto de forma positiva. La palabra clave para el desarrollo sería RESOLVER.

Riesgo de estancamiento. – EL SECTARISMO. En este tipo de estancamiento aparecen los bandos, hay una política de “conmigo o contra mí”. Solo se aceptan las opiniones coincidentes y no las divergentes, y bandos contrarios se atacan sutilmente.

En EL SECTARISMO, los líderes de cada bando luchan para ganar adeptos y por imponerse a los otros. Todo ello puede mostrarse de forma sutil y encubierta. Genera disfunción ya que se interponen los intereses del grupo a los generales de la Organización.

Clave para salir del SECTARISMO. La clave para salir del sectarismo es el REDESCUBRIMIENTO. Profundizar y/o recuperar la proximidad a partir de aquello que une al equipo.

  1. Equipo IMPLICADO. – En esta etapa hay respeto por las diferencias, y una gestión sana del conflicto. Se fomentan los acuerdos, hay un buen trabajo en equipo, y una clara orientación a la tarea. 

El grupo es eficaz y muestra un buen rendimiento. Sin embargo, a nivel personal no hay necesariamente aún un entendimiento especialmente fluido y una sincronización

Clave para llegar a la siguiente etapa (equipo cómplice). – LA INTERDEPENDENCIA. Los miembros del equipo son capaces de gestionar la elación interpersonal en forma de mutuo entendimiento y mutuo crecimiento, entendiendo, aceptando e integrando las competencias y habilidades del otro. La palabra clave para el desarrollo sería SINCRONIZAR.

Riesgo de estancamiento. – EL ESTANCAMIENTO. Cuando al funcionar razonablemente bien en la tarea, la gente se acomoda y renuncia a la sincronización personal y a la relación interpersonal.

Por falta de comunicación fluida y un entendimiento automático, el grupo no es capaz de alcanzar el nivel de excelencia y rendimiento que marque la diferencia.

Clave para salir del ESTANCAMIENTO. La clave para salir del estancamiento es la VALENTÍA. La valentía para dar un paso más en las relaciones y salir del conformismo a partir de una empatía y un conocimiento más profundo del otro.

  1. Equipo CÓMPLICE. – En esta etapa el equipo funciona a una gran velocidad, se comunica de forma intuitiva, telepática podríamos decir, y hay absoluta sincronía. 

Sus miembros se entienden, se interpretan en la justa medida, y la comunicación cobra el sentido preciso en cada momento

Riesgo de estancamiento. – EL BLINDAJE. El grupo, en plena complicidad, puede cerrarse a los de fuera o a personas nuevas en el grupo, tomando sin ser consciente la vía del inmovilismo convirtiéndose en un grupo blindado.

El equipo blindado, no hace fácil la integración de nuevos miembros. Es un equipo que levanta fronteras inconscientes difíciles de cruzar para una persona recién llegada. Y es también un equipo en el que la salida de alguien se puede vivir como una traición.

Clave para salir del BLINDAJE. La clave para salir del blindaje es la BIENVENIDA. Abrir las puertas del equipo a las personas nuevas a partir de la voluntad de integrarlas en el equipo. Dejar de lado el miedo a la novedad y optar por una mentalidad abierta.

¿Qué te parece? ¿Te identificas en alguna de estas etapas? ¿Ves a tu equipo principalmente en alguna de ellas?

Te invito a que te atrevas a realizar un análisis de tu equipo para poder detectar donde están todos y cada uno de sus miembros en estas etapas de desarrollo.

A partir de este análisis seréis más conscientes de donde estáis en cuanto a las etapas de desarrollo, para poder salir de las zonas donde quizá os habéis estancado y/o para seguir avanzando con más fuerza y rapidez.

¿Te atreves?

Solo me lo tienes que decir. Es muy sencillo. Cada miembro del equipo rellena un cuestionario confidencial a través de un enlace que le mandamos nosotros. Cuando todos los miembros hayan contestado, el sistema genera un informe como el que puedes ver aquí de muestra:

Muestra informe de análisis del equipo

Una vez tengamos el informe, quedamos para entregártelo y comentar sus resultados para que o bien, tomar medidas por tu parte para mejorar en el desarrollo de tu equipo, o para que nosotros programemos una acción presencial de intervención para ayudar al equipo en su avance y desarrollo. ¡Lo que tu prefieras!

Por suerte, ahora podemos ponderar de forma objetiva la evolución de un equipo y dar con herramientas precisas que van directamente a la solución más adecuada en cada caso.

Estoy a tu disposición, ¡pídeme información sin compromiso!

Y recuerda, igual que en el deporte, el trabajo en equipo es una de las claves que marcan la diferencia de resultados entre unas Organizaciones y otras.

¡Un abrazo! ¡Saludos!

Etapas del desarrollo de un equipo

 

Josep Moulines

Psicólogo del Trabajo y de las Organizaciones · Executive & Teams Coach · Consultor de RRHH · Formador

Deje su comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.